2 comentarios
  1. Veronica Ugarte
    Veronica Ugarte Dice:

    Buenas,

    Mariaisabel Mota y yo nos conocimos hace más de 20 años. Yo estaba sumida en la mayor depresión que he vivido. Incapaz de procesar lo que leía, las pelís que miraba, nada.

    Por esa época conocí a un hombre. Él, de otro continente, con más experiencia. Cogí las maletas y me vine con él. Enamorada al 100%, deprimida al 200%.

    Me llevó a una psiquiatra. He hecho terapia, he tomado (y tomo) medicación. Veinte años después, seguimos juntos, estamos hipotecados, tenemos descendencia.

    El que se tenga una enfermedad mental (mi caso es caso aparte) no quiere decir que seas un lisiado emocional. Coincido con Mota que ese comentario no ayuda, pero tampoco es inteligente.

    La depresión te hace ser más sensible, estar más expuesto, pero no quiere decir que no puedas amar. Además, si los que presumen de estar «sanos», no aman o dejan de amar, ¿se nos juzga con doble rasero?

    En aquella época, tuve (y sigo teniendo) quien recogió los pedazos, quien me sirvió de muleta, quien me cogió del brazo para no caer de nuevo, y quien me empujó al grito de «show must go on!».

    Tuve suerte, toda la del mundo. Porque me permití sentir.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *