Cuesta un montón de trabajo (y a veces de dinero, pero no siempre), pero neta, necesitamos ayuda. No podemos solos con este monstruo no porque seamos unos inútiles, si no porque lo conocemos tan bien, que hasta le perdonamos cosas.

No sientas vergüenza, la gente que trabaja en estos espacios QUIERE ayudarnos. Nada de lo que digas o hagas será juzgado o mal visto.

No sientas miedo, en este país te internan sólo en caso de que tú quieras que te internen (yo he intentado que lo hagan, pero en el Nacional de Psiquiatría necesitan dos mujeres, que sean mis parientes biológicas, entre 20 y 60 años, totalmente sanas, que ayuden con las labores de cuidarme y pues no vengo manejándole eso en mi catálogo de recursos).

Si no tienes dinero para ir a terapia, dilo. Muchos lugares son institutos públicos que hacen estudios socioeconómicos para que pagues lo que puedas pagar; muchos otros son Asociaciones Civiles que pueden o buscan la manera de solventar tu consulta. Y si de plano no encuentras: por favor pide prestado. No habrá deuda que pagues con más gusto.

 

Primero pongo los dos que yo uso:

 

 

El Instituto Nacional de Psiquiatría Juan Ramón de la Fuente Muñiz. Soy paciente de ahí hace más de una década. Ellos descubrieron la disritmia y la neta, si estoy viva, es en gran parte por su culpa. El Nacional es un hospital público, cualquier persona puede ir. Está al sur de la Ciudad de México, en la zona de hospitales.

 

El transporte público más cercano es la estación del trole Huipulco o Xomali (el icono azul arriba y abajo de la gotita roja donde está el hospital). Si vas en coche, a unas cuadras hay un Vips y un Superama donde puedes dejar tu coche, y caminar (comprarte unos centros de dona en la esquina de Periférico y Tlalpan o unas quesadillas ya como a 20 metros del Hospital.

No sé qué le hicieron al sitio del Hospital, lo dejaron con info muy incompleta, pero aquí se los dejo.  Antes tenían información sobre cómo ir a pedir consulta de primera vez y ahora no la encuentro. No les recomiendo que hablen, porque nunca contestan el teléfono, tampoco que les tuiteen, es como si tuvieran la cuenta para nada. En Facebook parecen contestar más rápido.

Hay que ir tempranito y reparten fichas, sólo hay 40 por día. Te dan tu ficha y poquito a poco vas pasando al Consultorio A donde un psiquiatra platica contigo y decide si los servicios del INPRFM te serían útiles o no. Y si sí, entonces te asignan un consultorio de especialidad y vas a ese consultorio que está en el mismo edificio y te dan una cita. Luego vienen los análisis médicos, si los requieres, y luego las medicinas. Al principio vas muy seguido, luego poquito.

Si tienes una crisis, seas paciente o no, puedes ir a la hora que sea, el día que sea y pedir entrar al servicio de emergencias. Puede ser crisis de ansiedad, pánico, depresión, histeria, suicidio, lo que sea que tengas. Tú párate (acompañado porque si no no pueden atenderte) y te dan el servicio.

Las consultas van desde 72 pesos hasta 500 dependiendo de tu nivel socioeconómico.

No me lo malmiren porque son malos para contestar el teléfono, la verdad es un hospital excelente, todo el personal es amable, desde los policías, las enfermeras, los cajeros, recepcionistas, médicos, todos. Nadie te va a malmirar o juzgar. Nadie.

 

 

Ya sé que se ve super cursi, y ya saben que yo odio lo cursi, pero olviden eso: es práctico. Yo tengo agorafobia y ansiedad mayor. La neta, eso de salir para llegar a un consultorio es como enfermarme para ir. Y luego tienes que hablar en persona con alguien, obvio mínimo te tuviste que bañar y peinarte en un día en que lo que menos quieres es existir. Y súbete al coche/taxi/camión/metro. Ya mátenme.

 

En esta plataforma tú escoges a tu terapeuta viendo su foto, nombre, y credenciales. Yo soy suuuper sangrona, así que necesitaba a una mujer (porque no me siento cómoda con los hombres), que hubiera estudiado en la UNAM (porque son unos nerdazos) y que además hubiera trabajado en el INPRFM y que siguiera trabajando en un hospital público, porque la neta son los profesionales que más chamba tienen, los que ven más casos, los que tienen más info, y no crean que lo hacen por varo, son trabajadores del sistema de salud del gobierno, es gente que lo hace porque tiene el corazón puesto en ayudar. Y pues nada, esa escogí y esa es mi terapeuta.

Y entonces los lunes a las 11 am me levanto de mi camita, y me meto a la compu y hablo con mi terapeuta. Por ahora el servicio tiene sólo notas de voz, texto o llamada telefónica. A mí me queda perfecto que sea texto porque me relaja. Las notas de voz me ponen mal y las llamadas telefónicas son imposibles: necesito como una gota de Clonazepam por minuto.

Tienen varios paquetes de servicios, pagas por 4, 8 o 12 consultas. Por supuesto, entre más pagues, más baratas salen. El costo base es de $449 pesos por sesión.

Puedes seguirlos en Facebook y en Instagram pero en Twitter, no.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *